Hotel Mas Pastora

Diversión

Es fácil, muy fácil pasarlo bien en la Costa Brava. De día, de noche… Hay actividades de todo tipo, para todos los gustos y para todo tipo de personas.

Cómo disfrutar la Costa Brava

Las playas

No podíamos dejar de recomendar las playas de la Costa Brava, porque además de que son preciosas es que lo tienen todo para pasar un rato o incluso un día entero de lujo.

En la mayoría de los pueblecitos costeros de la zona, podrás escoger entre las playas de arena largas y cerca del centro, o descubrir las pequeñas calas recónditas y escondidas que albergan los alrededores.

Blanes, Estartit, Tamariu, Palamós… Señala un lugar en el mapa, ¡y diviértete descubriéndolo!

Rutas y paseos

Aiguamolls de l’Empordà

El Parque Natural de los Aiguamolls de l’Empordà, fue creado en el año 1983. El 80% del territorio es de propiedad privada, y ocupa casi 5.000 hectareas. Más de 800 de todas estas hectáreas son reserva natural integral.

Esta zona es declarada como Parque Natural básicamente por dos motivos: uno de ellos es conservar y mejorar los sistemas naturales, y, además y de la misma forma, hacer compatible la conservación del medio con el desarrollo económico.

Camino de Ronda (GR 92)

Este Camino es fácilmente reconocible por un camino de dos líneas horizontales una blanca y la otra roja. Es la más famosa, la más larga, y la más bonita de realizar, con parajes a tu alrededor que te robarán el corazón a cada paso. De la mano de tu pareja, podéis recorrer este Camino de Ronda disfrutando de las vistas, de los sonidos, y del olor a naturaleza y mar.

Es sencillo de recorrer a pie, empezando por Llafranc, pasando por Calella y terminando en Cap Roig. La mayoría de sus senderos son estrechos y totalmente aptos para su circulación. Cuenta con desniveles, subidas y bajadas continuas, y también, en ocasiones, caminaremos por tramos totalmente llanos.

No obstante, si os apetece darle continuidad a este Camino por toda la Costa Brava, existen dos posibilidades: el Camino lineal y el circular. El primero consta de 43 km. iniciándose en el pueblo de Sant Feliu de Guíxols y terminando en Begur, y el segundo circular, de 140 km. que empieza y acaba en Girona.

Playa del Castell hasta Cala s’Alguer

Destacamos este precioso rincón que se encuentra en medio del Camino de Ronda, en su recorrido lineal. La Cala s’Alguer es una cala preciosa, pequeña y acogedora, rodeada de casitas antiguas de pescadores. Todo el entorno es encantador, del cual es fácil no enamorarse y querer que el tiempo se detenga.

La mejor manera de acudir a este lugar es dirigirnos hasta la Playa de El Castell (perteneciente a Palamós). La mejor idea una vez aquí es dejar el coche en el parking habilitado que hay unos metros arriba y tomar el Camino de Ronda que parte del final de la playa. Tras una pequeña caminata de unos veinte minutos nos topamos con la Cala S’Alguer.

Deportes y actividades de adrenalina

Los deportes que son más practicados en la Costa Brava son, sin duda, los que implican agua. Por lo tanto, deportes como el kitesurf, windsurf, kayak de mar, incluso esquí acuático, son muy aclamados entre las personas que visitan la zona buscando nuevas experiencias y practicar nuevos deportes.

Si te gusta el buceo, no dejes de probar alguna clase para realizar buceo o snorkel, quienes lo han practicado aseguran que es una experiencia tremenda.

Si lo que quieres directamente es descargar adrenalina, hay algunos parques exclusivamente diseñados para ello. Por ejemplo, el parque Adventure Parc, que se encuentra en Pals y en Playa d’Aro, es ideal para ello. Cuenta con tirolinas, saltos al vacío, cuerdas, redes, y más de 80 actividades que se realizan suspendidas en el aire.

Otra opción también atractiva si te gusta son los Karts. Por Costa Brava encontrarás más de un lugar en el que poder divertirte en ellos. Por ejemplo, los Karts de L’Escala «Go Karts» tienen más de 30 años de experiencia y en él podréis disfrutar como si estuviErais en una carrera de Fórmula 1. El ganador o ganadora podrá subir a un podium y alzar su trofeo. Tal cual.

Si queréis una actividad diferente y atrevida, os recomendamos visitar el simulador de vuelos de l’Empuriabrava. La corriente generada de aire alcanza los 300 kilómetros por hora, por lo que prácticamente cualquier cuerpo -por no decir cualquier cuerpo- será fácilmente elevado en el aire y podréis haceros una idea de lo que se siente con un salto de paracaidismo.

Y, si te sientes preparado, ¡también puedes dar el gran salto! Encontrarás empresas de paracaidismo con las que podrás cumplir ese sueño y tirarte en paracaídas mientras eres testigo de unas vistas increíbles e inalcanzable por muchos.

Museo de Dalí

Ya sólo por ver su fascinante edificio vale la pena acercarse. Tiene huevos gigantes, enormes estatuas doradas en el tejado, una cúpula acristalada espectacular y su típica torrecilla de color rosa.

Qué ver en el Museo Dalí es una pregunta que no tiene sentido, porque si entras al Museo Dalí tienes que recorrerlo entero, perdiéndote por sus jardines y los rincones de sus salas. Encontrarás un escenario al aire libre, o un Cadillac en medio de un patio. En definitiva, verás en tu paso por este Museo todo tipo de cosas pintorescas que te harán cuestionarte el mundo en el que vivimos y su supuesta lógica.

Para que vayas abriendo boca, te dejamos aquí el link a la página web del Museo. De esta forma te será mucho más fácil preparar tu visita y hacerte una idea de lo que vas a vivir.