Hotel Mas Pastora

Nuestro Blog

Ermedàs

La Costa Brava guarda estos pequeños secretos: lugares que quedan apartados de los circuitos turísticos habituales y que sorprenden gratamente a los curiosos que se adentran a recorrer caminos y caminitos.

Ermedàs es pequeño, es discreto, pasa desapercibido, está bien cuidado. No deja de ser un barrio de Palafrugell de apenas 50 habitantes pero tiene personalidad propia. Se nota que sus casas, hermosas, sólidas y centenarias, estén en manos de veraneantes o de gente del país, reciben cuidadosas restauraciones. Las vistas son espectaculares.

Parece ser que lo fundaron los habitantes de la Llafranc romana, que buscaban alejarse de los peligrosos ataques de piratas. Unos se instalaron en Vilarnau, otros fundaron Ermedàs, donde, gracias a las torres de guaita (torres de vigilancia) encontraron una cierta seguridad.

Es un rincón agradable al que llegar dando un paseo, ya sea andando o en bici.

Comentar

Trece − 6 =